Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Gays

Mariposas en la entrepierna

Daisuke encontró su piel hormigueando, su mente brillaba con destellos de placer, necesitaba aliviarse, su entrepierna le estaba avisando muchísimmas veces, tal vez era porque Ken acaba de hacerle una mamada y todavía sentía ganas de más sexo, sí, eso era precisamente lo que sentía, todavía no estaba suficientemente aliviado



Aprovechando que Ken habia pedido permiso para utilizar su baño para enjabonarse la boca porque él en su vida era muy pulcro, Daisuke intentó automasturbarse a si mismo, como si su textura, todo sobre su polla fuera doblemente deliciosa si lo hacía él mismo.



Se puso en marcha en la cama tratando de encontrar una posición que funcionó finalmente, con el abdomen, el cuello y la espalda adoloridos, encontró uno que funcionaría, pero era ligeramente incómodo, en la cama, con las rodillas por la cabeza, los brazos tensos mientras ayudaban a mantenerlo en posición, la columna vertebral curvaba casi de forma poco natural.



Estaba casi allí, con la lengua casi alcanzando la punta de su media polla dura cuando Ken entró. Su pene dio una contracción, más que eso cuando Ken soltó un gemido bajo, seguido por el sonido de su toalla tocando el suelo.



Verle desnudo era sólo el estímulo que la polla de Daisuke necesitaba endurecerse lo suficiente paso, para cepillar la piel sensible de su miembro contra su lengua. La belleza desnuda de Ken era al parecer un ingrediente clave en esto. Sólo el hecho de él mirandolo hizo que Daisuke envolviera sus labios alrededor de la punta de su polla y lanzar bajos gemidos de deseo.



Inclinó sus caderas más hacia su boca, tratando de alcanzar la mayor cantidad de su polla como pudo. parte de ella estaba ya casi en su boca Él queria mostrar a Ken muchas cosas,entre ellas que era experto en hacer muchas locuras con su cuerpo y esta era una de ellas. Simplemente estaba mostrando su cuerpo para el disfrute de Ken y para el el suyo propio.



Esto último se hizo oficial cuando el ruido sordo de las rodillas de Ken en la cama junto a él le dio a Daisuke el primer sabor de sus primeras gotitas líquidas y calientes



No se molestó en mirar y ver lo desnudo que estaba Ken, apenas oyendo las palabras que le susurraba en un delicioso tono



-Muerdelo, y gracias por lo que estás haciendo, no sabia que erás tan elástico -. replicó, concentrado enteramente en su miembro ahora cooperante.



-Solo quiero que disfrutes de mi y de mis locuras -. Contestó con el rostro en tensión debido a la locura que estaba soportando, Ken le sonrió y le acarició el brazo que estaba temblando diciendole



-No dejo de repetirlo pero me encanta tu cuerpo, tu boca, tu boca me fascina; tu mente me enloquece... y tu miembro... tu miembro me vuelve loco



Se quedó observando como Daisuke intentaba agarrarse su propia polla y luego le dijo



- Viendote así me provocas, sabes cuales son mis intenciones, provocas mi lado más salvaje, mi lado más sucio... quiero sudar contigo, terminar exhaustos



-No te detengas y haz lo que tu mente salvaje está pensando, sea lo que sea hagamoslo juntos



Obedeció Ken y terminó tumbándose en la cama junto a él y empujando la polla de Daisuke dentro de su boca, la postura para este último cada vez era más dificil pero ya tenia su propio miembro en sus manos, su cuerpo temblaba no resistiría mucho tiempo



-Me gustaria que nos bañaramos en tu propio semen los dos, dejame hacer a tu cuerpo reaccionar



Buscó sus labios para poderlos besar, estaban casi llenos de espermas y se quedaron unidos en un beso seguido de una lucha de lenguas aunque Ken lo que queria era mordisquear todo el contorno de la boca de Daisuke, de arriba a abajo incluido una mordedura de labios a la misma vez que su mano estaba ya dentro del ano de Daisuke, fué de arriba a abajo de forma muy rapida solo para provocarle una fuerte estimulación, pero el tambien encontrró esa postura muy incómoda y no queria malestar en ninguno de los dos asi que su dedo mojado fué de nuevo el pene de Daisuke directo a estimularlo con más devoción que las otras veces



-Me encanta follar tus agujeros Daisuke, ya sea con mi mano o con mis dedos -. Su respiración era tan irregular como lo fue la contestación de Daisuke



-Te amo -. Fué como una exhalación que necesitaba sacar de sus entrañas



-Te amo más, y quiero que terminemos como estamos, sudados y empapados ¿recuerdas que somos uno?



-Lo tengo grabado muy a fuego, no hemos perdido nuestro juego, todo sigue ahí



-Siempre amor, aunque tomemos caminos distintos y nuestras personalidades cambien, seguimos estando unidos porque no puedo escapar sin la luz que me da tu sonrisa



No tardo mucho en hacerse realidad porque el pene de Daisuke explotó con aquellas palabras tan hermosas de Ken llegadas desde el corazón, el mismo Ken esparció el semen por todos lados mieentras besaba a Daisuke en la boca de forma dulce, este ultimo se fue desestensando poco a poco hasta quedar en una posición recta en la cama, dejandose besar y lamer por Ken quien mientras duraba el beso y alguna que otra lamida para limpiar a su chico, tenia puesta la palma de su mano justo en el corazón



Una buena regada para dos cuerpos ávidos de pasión infinita.


Datos del Relato
  • Categoría: Gays
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 121
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las y la para el uso del Web. Tu Ip es : 93.157.15.148

0 comentarios. Página 1 de 0

Online porn video at mobile phone